29/11/2010 – Red Light District, Ámsterdam. #RetoRojo.

Aunque es mi primera vez, tengo que decir que hace (mucho) tiempo que sigo estos retos de la familia fotera. Y me parece una idea genial para aprovechar el potencial de las redes sociales al compartir nuestros trabajos. Espero estar a la altura.

Bueno, como veis, se trata de una fotografía un poco antigua, de mis inicios en esto de la fotografía (2010). Pues fue a raíz de querer emprender una aventura al estranjero (Ámsterdam fue mi ciudad elegida) cuando deicidí que necesitaba compañía. Esa compañía que pudiera guardar en la memoria todos aquellos momentos que viviera fuera de España y sobre todo que pudiera acompañarme en el largo recorrido que me esperaba más allá; es decir, una cámara. Y a poder ser, una cámara réflex, para poder sacarle el máximo de partido y cumplir ese sueño que había tenido de niño de tener una cámara propia.

En cuanto a la fotografía, se trata de una fotografía difícil de tomar, no tanto por la fotografía en sí sino por la peligrosidad que conlleva darle al botón y poder ser visto. Como bien sabréis los que hayáis estado en Ámsterdam, en el barrio rojo, o más comunmente llamado Red Light District, no se permite tomar NINGUNA fotografía. En este caso, pude tomar esta fotografía (NINGUNA más). Me la jugué y salí victorioso, pero podía haber pasado todo lo contrario, y salir sin cámara.

Para darle personalidad a la foto he aplicado la técnica de desaturación selectiva con el objetivo de mantener vivo el color rojo y fortalecerlo como elemento principal.

A partir de hoy, intentaré participar con frecuencia a los retos que salgan. Es más, para el próximo reto intentaré salir a tomar la fotografía expresamente para la ocasión.

Ahora toca visitar el resto de participantes, a ver qué fotografía han elegido para este reto. Y si queréis seguir de cerca a esta gran familia, podéis hacerlo a través de las redes sociales: facebook y twitter.

PD: Espero vuestros comentarios.

¡Feliz martes y vigilia de puente!

Esta noche viajo a Barcelona, donde estaré disfrutando de unos días de vacaciones (ya me toca). A la vuelta más y mejor, ya que el blog cumple su primer año de vida. Y qué mejor que celebrarlo con un post “Primer aniversario, ¿lo celebramos?” y regalos para los más fieles, así que estad atentos.