02/04/2013 – Maó, Menorca. “Far Punta de Sant Carlos”.

…continuación de L’illa dels 7 fars (VI): Far de l’illa de l’aire.

Para no cambiar la rutina hasta la fecha, antes de pasar al contenido del post me gusta recordaros mi propósito (que hice el pasado 21 de Junio de 2012) sobre los faros de Menorca. Para todos vosotros:

Propósito

Hoy empiezo una serie fotográfica acerca de estos 7 faros. Y aunque todavía no he conseguido una fotografía de cada faro, éste va a ser mi reto para acabar esta serie que tanto me motiva…

Con este faro, Far de Punta de Sant Carlos, concluyo esta serie “L’illa dels 7 fars” de Menorca; un recorrido fotográfico por los 7 faros que iluminan la preciosa costa de Menorca.

En esta ocasión, me costó más de lo que venía siendo habitual conseguir la fotografía; accesos restringidos, vallas peligrosas, y hectáreas privadas fueron los principales obstáculos. De hecho, cuando ya lo daba por perdido, “et volià”, aparece el genio “Ismael Garcia” y me envía la fotografía que aparece más arriba tomada desde el mar, en un barco rumbo Barcelona. ¡Reto superado! ¡Serie completada!

Far de Punta de Sant Carlos

Situado a 22 metros sobre el nivel del mar y con un alcance de 12 millas, el Far de Punta de Sant Carlos, fue inaugurado en 1852, al mismo tiempo que el de Na Pòpia, con una óptica catadióptrica de 6º orden y luz fija.

Historia

La particularidad de encontrarse en las proximidades de una batería militar de costa, hizo que surgieran protestas por parte de los mandos militares al ver cómo el faro obstaculizaba un sector de tiro. Además los torreros allí destinados estaban atemorizados porque los proyectiles llegaban incluso a entrar dentro del edificio, poniendo en peligro sus vidas y el de sus familias, a pesar de que eran avisados para salir del faro cuando se iban a producir prácticas de tiro. Esto motivó el apagado del faro en 1912 y su sustitución por un fanal móvil colocado en un pescante metálico al borde del acantilado, que producía una apariencia luminosa de grupos de 4 ocultaciones cada 15 segundos, mediante una óptica dióptrica de 9 anillos y una lámpara Maris de una mecha alimentada con petróleo. De esta manera cada vez que se decidía disparar los cañones, se plegaba el pescante dejando libre el espacio de tiro.
Su alcance pasó a ser de 9’5 millas náuticas con visibilidad media. Sin embargo el antiguo edificio no se derribó hasta 1917, reutilizándose parte del material demolido para la construcción del faro de Favàritx.
En el lugar donde se había instalado el pescante se acabó construyendo una torre de hormigón con caseta, que es la estructura con la que ha llegado a nuestros días.

PD: Si alguien conoce una forma alternativa de acceder a este faro, os invito a compartirlo aquí, de tal forma que podamos capturarlo desde otras perspectivas más atractivas.

Fuente: Farsdebalears.org


Especial “L’illa dels 7 fars